la terapia ocupacional como yo la veo

Que tu actividad sea tu medicina... y tu medicina, la actividad

La terapia ocupacional

La mayoría de los seres vivos tenemos la necesidad innata de hacer. Este hacer significa que interactuamos con nuestro entorno, modificándolo y el entorno, a su vez, nos modifica a nosotros. Es un proceso que se retroalimenta.

Nuestro hacer como humanos nos permite explorar, descubrir, percibir estímulos, desarrollarnos, integrar conocimientos, elaborar respuestas cada vez más complejas y relacionarnos con el entorno y con otras personas.

Cuando en terapia ocupacional hablamos de las ocupaciones nos estamos refiriendo a ese hacer, es un concepto amplio que engloba al conjunto de actividades que realizamos en nuestro día a día.

Así, las ocupaciones son las actividades cotidianas. Gracias ellas nos definimos y valoramos, nos permiten organizarnos y equilibran nuestra vida. Son distintas para cada persona, porque cada persona les da un significado dependiendo de sus aspiraciones, necesidades y entorno.

Si se produce alguna circunstancia, como puede ser una discapacidad, que afecta al desempeño de nuestras ocupaciones se produce un desequilibrio, un problema. Es entonces cuando necesitamos encontrar el modo de recuperar nuestra vida, o de adaptarnos a la nueva situación, superando o compensando las posibles barreras que nos impiden hacer lo que queremos o necesitamos.

La terapia ocupacional es una terapia centrada en la persona, no farmacológica, donde las actividades son un medio y un fin en sí mismas. Se utilizan diferentes técnicas y la adaptación el entorno con el fin de promover la participación y mejorar la salud y la calidad de vida de personas y grupos.

El terapeuta ocupacional se aproxima al usuario o paciente desde todos los aspectos que rodean su vida, para alcanzar una visión holística o global de la persona. Las estructuras y funciones corporales, las destrezas o habilidades, los roles, las relaciones sociales, la historia de vida, los valores y creencias, el ambiente o entorno… son algunos de los elementos a considerar. Todo ello teniendo en cuenta las distintas etapas del ciclo vital.


Para ampliar información visita nuestra sección de: preguntas frecuentes